Mi Universar

sábado, 27 de septiembre de 2014

Ginebra


Bajo los efectos de una ginebra
los ojos se nublan cual polvo de estrellas.

Ven todo brilloso cambiante y difuso
como el aquelarre de un mundo confuso.

Unas pocas copas y empieza la fiesta
cuando la bebida sube a la cabeza.

Alcohol de semillas translúcido etéreo
aromatizado con bayas de enebro.

El peso del cuerpo se vuelve liviano
la música envuelve con sus suaves manos.

La vida nos brinda su faz bienhechora
las penas se olvidan por algunas horas.

Ruben Edgardo Sánchez, 27 de septiembre de 2014