Mi Universar

martes, 5 de agosto de 2014

Guido


Estela llegó aquel día
que soñaste alguna vez
cuando iniciaste tu lucha
con ahínco y mucha fe.

Hoy encontraste a tu nieto
después de tanto esperar
hoy tu sueño más preciado
has podido concretar.

El nieto ciento catorce
recobró su identidad
aquella que había perdido
treinta y seis años atrás.

Ruben Edgardo Sánchez, 5 de agosto de 2014