Mi Universar

miércoles, 2 de julio de 2014

Crónica del hombre y el mundo


Ha logrado mi razón develar por un instante
la maraña indescifrable de este mundo tan cambiante.

Este mundo en donde vivo en donde también yo sueño
donde vagan nuestras mentes solitarias y sin dueño.

Ese del cual se dice que se va perfeccionando
esa cuasi perfección que nos termina engañando.

Con temible incertidumbre vive la gente muriendo
soñando en aquel futuro que el presente va comiendo.

Esa divina esperanza que en unos es un aliento
y que en la gran mayoría es un terrible tormento.

Un tormento ineludible que azota sin intervalo
y entorpece nuestros actos provocando serios caos.

Así surgen controversias en los bélicos instantes
en que el individuo actúa con afán beligerante.

De eludir trata esos actos mas no logra dominarse
y anula su raciocinio cuando necesita armarse.

Pierde entonces equilibrio su turbada inteligencia
y se torna incomprensible su actuar bañado en demencia.

Vagando por este mundo por derroteros inciertos
por senderos de injusticia y por horizontes muertos.

El hombre va desconfiando de todo el que lo circunda
sembrando el odio el rencor ahogándose en las penumbras.

¿Tendrá nuevo derrotero en sus manos el destino
o bien seguirá su curso de naufragio y desatino?

Ruben Edgardo Sánchez, 10 de noviembre de 1970